Cuidado de la mamá y el bebé
Cuidado de la mamá y el bebé

Consejos y sugerencias para la lactancia materna

Para empezar

La leche materna es el mejor alimento para los bebés y, por eso, se recomienda que su bebé se alimente exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida. Aquí, encontrará consejos útiles para tener un buen comienzo en esta etapa.

Clases de lactancia materna

Antes de que nazca su bebé, le recomendamos que asista a charlas o cursos de preparto para aprender cómo funciona el proceso de la lactancia, de modo que se sienta más segura cuando llegue el momento. También puede hablar con sus amigas o familiares que han disfrutado alimentar con leche materna. Pida a su pareja y a su familia que participen desde el comienzo del proceso, para que usted también cuente con su apoyo. 

Cómo elegir una posición cómoda

La lactancia materna es una habilidad que la mayoría de las madres pueden realizar con mucha facilidad, pero, a veces, puede tomar un tiempo encontrar la mejor posición para acomodar al bebé en su pecho. Estar cómoda y encontrar una posición con la que esté a gusto, facilitará el proceso de la lactancia para usted y su pequeño.

Posición de cuna

Siéntese en la cama o en una silla cómoda que apoye su espalda. Mantenga las rodillas a una altura un poco más alta que las caderas: es posible que para esto necesite usar un banquillo para los pies.

  • Utilice almohadas para apoyar al bebé a la altura del pecho. A continuación, recueste al bebé de costado y ponga su cabeza cómodamente en la curva de su codo
  • Una vez que el bebé esté correctamente posicionado, sostenga su pecho por debajo con cuatro dedos y ponga su pulgar suavemente en la parte superior

Posicionamiento del bebé bajo el brazo o posición como sosteniendo una pelota de rugby

La zona debajo del brazo es una buena opción si sus pechos son muy grandes, si tuvo una cesárea o si tuvo gemelos.

  • Siéntese y coloque una almohada a su lado para apoyar el brazo
  • Acueste al bebé a lo largo de su brazo, apoyando la parte posterior de la cabeza de su bebé con la mano
  • Coloque los pies del bebé en una posición tal que queden bajo su brazo y las rodillas del bebé directamente bajo su axila
  •  Para los bebés pequeños, es posible que sea necesario utilizar una almohada para acercar más el bebé a su pecho

Posición de costado

La posición de costado le permite acostarse mientras alimenta con leche materna, lo que le permite descansar en la cama mientras alimenta a su bebé.

  • Estando recostada, coloque una almohada de apoyo detrás de su espalda.
  • Coloque otra almohada entre sus piernas, con la rodilla superior flexionada sobre la almohada
  • Coloque a su bebé junto a usted, panza con panza, de modo que la boca del bebé quede en el mismo nivel de su pezón
  • Sostenga su pecho con la mano opuesta para ayudar a que el bebé se prenda

Prendida

Una vez que haya encontrado la posición más cómoda para usted, acerque el bebé a su pecho, y no al revés. También, asegúrese de que el bebé pueda inclinar la cabeza ligeramente hacia atrás mientras se alimenta.

La boca del bebé abarcará el pezón, la areola (la areola es la piel más oscura que rodea al pezón) y parte de la piel que la roda, dependiendo del tamaño de la areola. Sabrá que el bebé está bien sujeto al pezón si la areola se ve más hacia el lado de la nariz que hacia el mentón.

Cuando esté bien sujeto, el bebé succionará rápidamente para estimular el reflejo de bajada de leche; luego de que la leche empiece a salir, lo hará más lento.

Alimentación completa

Cuando comience a producir leche (2 a 5 días después de dar a luz), es importante que motive al bebé a alimentarse completamente del primer pecho antes de ofrecerle el segundo. Esto permite que los bebés beban el final de leche que los calma y hace que ganen peso. No todos los bebés seguirán alimentándose con el segundo pecho, así que deje que el bebé decida.

Ayude al bebé a que se alimente y estimúlelo si le da sueño después de un periodo de lactancia materna muy corto. Intente cambiar la posición, sáquele un poco de ropa o hágale cosquillas para que despierte.

El tiempo que dura la alimentación del bebé varía con cada madre y bebé: puede ser un periodo entre 10 y 40 minutos. Todo depende de la edad de su bebé, la técnica que se utilice y su reflejo de bajada de leche. 

Sujeción correcta

Si el bebé no tiene la sujeción correcta al pecho, la leche no circula correctamente y el bebé no recibirá suficiente leche. Tampoco será cómodo para usted, puesto que sus pechos se podrían hinchar si tienen demasiada leche y podría sentir dolor en los pezones. 

El dolor puede deberse a que el pezón está demasiado cerca de la parte delantera de la boca del bebé. El posicionamiento correcto es en la parte de atrás, cerca del paladar blando del bebé. Si continúa teniendo dificultades, pida consejo a su profesional de cuidados de la salud. 

Feliz y tranquilo

Por último, si su bebé parece estar feliz y tranquilo entre un periodo de alimentación y el siguiente y está ganando peso a un ritmo constante, puede tener la seguridad de que el flujo de la leche es bueno y de que el proceso de lactancia materna está funcionando bien.

Tenga presente que la información contenida en estos artículos se entrega solamente como consejo general y de ninguna manera sustituye la asesoría médica profesional. Si usted, su familia o su hijo tienen síntomas o alguna condición grave o persistente, o necesita atención médica específica, busque asistencia médica profesional. Philips Avent no es responsable de daños que resulten del uso de la información proporcionada en este sitio web.

Consejos relacionados

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé

Transición del pecho al biberón

Transición del pecho al biberón