1

Una guía rápida para almacenar y servir la leche materna


Calentadores de mamaderas y esterilizadores

¿Cuánto dura la leche materna en buen estado? ¿Y qué debe tener en cuenta al calentarla? Hemos recopilado esta guía sobre cómo almacenar y servir a leche materna para ayudarlo a preparar y servir en todo momento tomas de biberón saludables y llenas de nutrientes.

¿Cuánto tiempo se conserva la leche materna?

 

En primer lugar, analizaremos los pros y los contras de almacenar la leche materna.

 

La leche materna es bastante duradera si se sella en un recipiente hermético esterilizado y se refrigera a una temperatura constante. El tiempo de conservación depende del lugar en el que se almacene. A continuación, te ofrecemos unas indicaciones rápidas:

 

  • Refrigerador: hasta 5 días a 4 °C (39.2 F) o menos
  • Congelador (en frigorífico): hasta 2 semanas
  • Congelador (compartimento independiente): hasta 6 meses
  • Temperatura ambiente: hasta 4 horas
 

Si te parece mucha información para recordar, no temas. La mejor forma de evitar confusiones es etiquetar las mamaderas y recipientes con fechas de uso y consumir primero la leche que más tiempo tiene.

 

Por supuesto, puede que a veces necesites transportar la leche, así que asegúrate de utilizar una bolsa para refrigeración aislante en esos casos.

 

También es posible que te preguntes si puedes dejar la leche reposar y refrigerarla posteriormente. Lamentablemente no. La clave para que la leche no se eche a perder es mantenerla a una temperatura constante, así que si piensas refrigerarla o congelarla, deberás hacerlo lo antes posible.

 

¿Cuál es la mejor temperatura para servir la leche materna?

Ahora, hablaremos sobre cómo calentar la leche materna.

 

Para calentar la leche materna hay que hacerlo a una temperatura entre la corporal y la ambiental, aunque a algunos bebés no les importa que esté un poco fría.

 

La manera más fácil y segura de calentar la leche es utilizar un calentador de mamaderas. No te recomendamos que utilices un microondas porque tiende a crear zonas calientes no uniformes que pueden quemar la boca del bebé. Por el contrario, un calentador de mamaderas te permite descongelar la leche poco a poco o calentarla de forma uniforme. Además, conserva la calidad de la leche porque la calienta suavemente.

 

La leche congelada se puede descongelar en un calentador de mamaderas(de esta forma, de nuevo, se conserva la calidad de la leche), en el frigorífico, bajo el grifo o en un recipiente con agua caliente. Una vez descongelada, no vuelvas a congelarla.

 

Si no dispones de un calentador de mamaderas, puedes calentar la leche poniéndola en un recipiente con agua caliente. Asegúrate de comprobar la temperatura de la mamadera sobre la piel antes de dar la leche al bebé.

 

¡Esperamos que disfrutes dando la mamadera!

 

¿Deseas obtener más información sobre nuestros esterilizadores y calentador de mamaderas? Haz clic aquí para explorar la gama.

Leer más sobre este tema

¿Estás embarazada? Descarga ya la aplicación de embarazo N º 1 en el Mundo.


La herramienta ideal para guiarte a través de todas las etapas del embarazo y mantener un control diario para ti y tu bebé.

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.